Miedo al fracaso

/
/
Miedo al fracaso
Miedo al fracaso

Cuando tememos bloqueamos nuestro poder personal.

Cuando las cosas no salen como queremos, podemos tener varias posturas: podemos sentir que perdimos el tiempo, que otra vez nos enfrentamos ante un factor externo que nos limita, que debemos empezar de cero, que fracasamos.

Hoy ya es más común que las personas tomen sus fracasos como parte de su aprendizaje, no hay aciertos ni fracasos, hay procesos. Haciendo un “remember” de mi generación, una de las cosas que nos marcaron mucho fue tener miedo al fracaso. Fracasar, entonces, era algo nefasto. Implicaba que no habías hecho bien las cosas, o que no te habías esforzado lo suficiente, y ni hablar de lo que podrían pensar tus padres, amistades o la misma sociedad.

Si bien esto se está descontruyendo con el pasar del tiempo y los cambios generacionales, estructuralmente aún lidiamos con esta idiea que nos inculcaron de que el fracaso es algo negativo. Ahora, gracias a las comunicaciones, estudios e información, podemos saber que nadie se hizo experto de la noche a la mañana, que el éxito o la concreción de tus sueños, es un ensayo y error, que es levantarse y volverse a caer, y que cuantos más fracasos, más oportunidades habrá para prosperar con el aprendizaje obtenido.

Miedo al fracaso

Pero aún persiste el querer hacer todo perfecto para no fallar, y esto hace que actuemos agradando a otros, que nos forcemos y nos exijamos cosas que realmente no queremos para nosotros mismos, lo cual también abre la puerta al autoboicot consciente o inconsciente. Lo importante es saber que más allá del aparente fracaso, ganarás experiencia, fuerza y confianza, lo cual te otorgará nuevas habilidades y visiones.

Ante estos casos, así estés planeando cambios en tu vida, en tu proyecto de emprendimiento o la forma en que te relaciones con las personas y el mundo, lo importante es que cada día manifiestes cosas que realmente te motiven, para entusiasmarte, ganar momentum, hacer un antes y un después, liberándote a soñar más, sabiendo que en si le encuentras la vuelta a tu deseo, los sueños se alcanzan. De alguna manera, lo importante es tener en claro que los sueños, de por sí, no se cumplen, se trabajan y esa tarea depende de tu poder personal.

Si te sientas bloqueada, o enemistada con tu propio deseo, muchas veces las raíces de esos sueños tienen que ver con tu historia vivida, o la estructura que te inculcaron. Hay herramientas de todo tipo para ir a la fuente y conseguir el entendimiento propio para impulsar tu propio talento. Las terapias energéticas y la bendición de útero son muy buenas herramientas para ir a la raíz, desbloquear aquello que ha sido tapado por años de descreimiento sobre tu poder personal.

Te invito a conectar con tu energía vital y desprenderte de lo que ya no sirve a tu propósito para que vivas auténticamente en todo tu potencial.

Hasta la próxima reflexión y luz en tu proceso.

Patricia Mamana | Terapeuta
Sanación | Armonización | Lectura de Aura
Terapia Integrativa de Luz Dorada
WhatsApp | 56 9 5103 0761

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.